Imagen de la noticia ¿Qué es la informática en la nube y cómo puede ayudarte...

¿Qué es la informática en la nube y cómo puede ayudarte en tu empresa?

El objetivo de la informática en la nube es facilitar el funcionamiento de las empresas, permitiéndoles centrarse en lo que hacen y, específicamente, en lo que hacen mejor. Los proveedores de nube, como Azure de Microsoft, ofrecen la compra, el soporte y el mantenimiento de los recursos informáticos como un servicio.

Hoy en día, las empresas ya no tienen la necesidad de administrar sus instalaciones informáticas, lo que les permite centrar plenamente su energía, tiempo y recursos en sus objetivos estratégicos.

Piensa en la informática en la nube como un servicio de alquiler de recursos, que incluye el espacio de almacenamiento, los ciclos de CPU o los equipos de otra empresa. Por lo general, no exige el pago de un importe fijo, sino que se pagan únicamente los servicios en la nube que se utilizan. Esta situación contribuye a una reducción de los costes operativos, el uso más eficaz de la infraestructura y la capacidad de ampliar el sistema a medida que cambian las necesidades del negocio. Cada negocio es único y tiene diferentes necesidades. Para satisfacer esas necesidades, los proveedores de informática en la nube ofrecen una amplia gama de servicios. Las empresas que proporcionan estos servicios se conocen como proveedores de nube.

Microsoft con Azure nos ofrece un servicio de informática en la nube flexible y rentable, lo que sin duda es útil para cualquier empresa, ya sea pequeña o grande.

El proveedor de nube se encarga del hardware físico necesario para ejecutar su trabajo y de mantenerlo actualizado. Los servicios informáticos ofrecidos tienden a variar según el proveedor de nube. Sin embargo, generalmente incluyen:

  • Potencia de computación: servidores de Microsoft Azure y aplicaciones empresariales de Dynamics 365.
  • Almacenamiento: archivos y bases de datos.
  • Redes: conexiones seguras entre el proveedor de nube y su empresa.
  • Análisis: a través de datos de rendimiento y visualizaciones de telemetría.

Potencia de computación

Cuando envías un correo electrónico a través de Microsoft Outlook o un navegador estás interactuando con servidores basados en la nube que procesan cada solicitud y devuelven una respuesta.

Como consumidores, todos dependemos de los servicios informáticos proporcionados por los diversos proveedores de nube que componen Internet. Al crear soluciones mediante informática en la nube, puedes elegir cómo deseas que se realice el trabajo en función de tus recursos y necesidades. En lo que respecta al control sobre los recursos, las opciones más populares son tres: máquinas virtuales (VM), contenedores e informática sin servidor.

  • Máquinas virtuales: una máquina virtual (VM) es una emulación de un ordenador, como el equipo de escritorio o portátil que estás usando ahora. Cada máquina virtual incluye un sistema operativo y un hardware que se presenta al usuario como un equipo físico con Microsoft Windows u otros sistemas operativos. A continuación, puedes instalar cualquier software que necesites para realizar las tareas que deseas ejecutar en la nube.La diferencia es que no tiene que comprar ningún hardware ni instalar el sistema operativo (SO). El proveedor de nube ejecuta tu máquina virtual en un servidor físico ubicado en uno de sus centros de datos; a menudo comparte ese servidor con otras máquinas virtuales aisladas y seguras. Con la nube, puedes tener una máquina virtual lista para funcionar en minutos y a un coste menor que el de un equipo físico.
  • Contenedores: proporcionan un entorno de ejecución coherente y aislado para las aplicaciones. Son como máquinas virtuales, excepto que no requieren un sistema operativo invitado. En lugar de eso, la aplicación y todas sus dependencias se empaquetan en un contenedor y luego se utiliza un entorno para ejecutar la aplicación. Esta configuración permite que el contenedor se inicie en tan solo unos segundos, porque no hay un sistema operativo que iniciar e inicializar. Solo necesitas que se inicie la aplicación.
  • Informática sin servidor: te permite ejecutar el código de la aplicación sin necesidad de crear, configurar ni mantener un servidor. La idea es que tu aplicación se divide en funciones independientes que se ejecutan cuando se desencadenan mediante alguna acción. Esta configuración es ideal para tareas automatizadas. Por ejemplo, puedes crear un proceso sin servidor que envíe automáticamente una confirmación por correo electrónico después de que un cliente haya realizado una compra en línea. El modelo sin servidor difiere de las máquinas virtuales y los contenedores en que solo se paga por el tiempo de procesamiento utilizado por cada función a medida que esta se ejecuta. Las máquinas virtuales y los contenedores acumulan costes durante el tiempo que se ejecutan, incluso si las aplicaciones en ellos están inactivas. La arquitectura sin servidor no funciona para todas las aplicaciones; sin embargo, si la lógica de la aplicación se puede separar en unidades independientes, puede probar y actualizar las unidades por separado y ejecutarlas en microsegundos, lo que hace que este enfoque sea la opción más rápida para la reimplementación. Veamos los tres tipos de soluciones de informática en la nube.
gráfico que muestra el espectro de informática en la nube descrito anteriormente

Almacenamiento

La ventaja de usar el almacenamiento de datos basado en la nube es que puedes ampliarlo para satisfacer tus necesidades. Si determinas que necesitas más espacio para almacenar, puedes pagar un poco más y agregar espacio a tu espacio disponible. En algunos casos, el almacenamiento puede incluso ampliarse y reducirse automáticamente, de manera que pagarás por el espacio exacto que necesitas en un momento dado.

La mayoría de los dispositivos y aplicaciones leen y/o escriben datos. Estos son algunos ejemplos:

  • Buscar el precio de un artículo en línea (el sitio web está hospedado en VM1).
  • Enviar un correo electrónico.
  • Dejar un correo de voz.
  • Almacenar clips de vídeo (guardar clips de vídeo en VM2).

En todos estos casos, los datos se leen (buscar un precio), se escriben (dejar un correo de voz) o se ven (ver un clip de vídeo). El tipo de datos y el formato en el que se almacenan pueden ser diferentes en cada uno de estos casos. Los proveedores de nube suelen ofrecer servicios que pueden gestionar todos estos tipos de datos.

¿Conectamos?

La tecnología bien aplicada suele facilitar las cosas. Si sospechas que también puede ser de ayuda para ti, concédenos la oportunidad de conocerte y demostrarte hasta qué punto es así.

¿Por qué Ibermática?

Somos uno de los principales implantadores de Microsoft Dynamics a nivel nacional, casi 400 clientes han confiado en nosotros la implantación de Dynamics CRM y NAV (Navision). Además somos una compañía TIC formada por más de 3.000 personas y presencia en 10 países. Ayudamos a definir y aprovechar oportunidades en el nuevo contexto digital con un enfoque global, desde la tecnología a las personas.

Facebooktwitterlinkedin

¿Qué es la informática en la nube y cómo puede ayudarte en tu empresa?

Clara Camprovin AZURE, Blog Leave a Comment


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la Política de privacidad de Ibermática, S.A.De acuerdo a lo establecido en la RGPD 2016/679, para ejercer su derecho al borrado de sus datos, por favor envíe un correo a: arco@ibermatica.com