La reforma fiscal obliga ahora a liquidar el impuesto al empresario que compra tabletas, móviles, portátiles y consolas.

El Proyecto de Ley de reforma del IVA que se está tramitando en el Estado (de plena aplicación en los territorios forales) prevé una medida que afectará a los empresarios y/o revendedores que adquieran teléfonos, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles o tabletas digitales.

 A partir del 1 de enero de 2015, a la entrega de este tipo de productos resultará de aplicación la regla de inversión del sujeto pasivo, siempre que el importe total de la entrega efectuada exceda de 5.000 euros (IVA excluido), entendiéndose como importe total la suma relativa a las entregas efectuadas  a un mismo destinatario en un mismo mes.

 La medida implica que el empresario que adquiere los mencionados productos recibirá una factura sin IVA de su proveedor y se autorrepercutirá el IVA relacionado con la citada operación.

Asimismo, el Proyecto de modificación del Reglamento del IVA prevé que los destinatarios de este tipo de operaciones comuniquen expresa y fehacientemente al empresario que realiza la entrega su condición de empresarios o de revendedores. En este último caso, deberán hacerlo mediante la aportación de un certificado específico emitido a través de la sede electrónica de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Tecnología3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario