Imagen de la noticia Lean Thinking: Mas que una metodología, una filosofía q...

Lean Thinking: Mas que una metodología, una filosofía que maximiza el valor de entrega al cliente.

En un mercado globalizado y competitivo, donde la tecnología lleva un crecimiento exponencial y el individuo tiene la disponibilidad de consumir lo que desea en cualquier momento y lugar; las filosofías ágiles como la de Lean Thinking cogen mayor fuerza y valor.

Lean Thinking no es una metodología, es un “mindset”, que maximiza el valor del cliente a la vez que identifica y elimina todos los desperdicios. Es un marco de trabajo que agrupa diversas metodologías de gestión creando una nueva cultura basada en la mejora continua y en la reducción de riesgos.

El origen del pensamiento Lean surge a finales del siglo XIX, siendo en los años 50 con la empresa automovilística Toyota donde se desarrolla.

Su principal objetivo como hemos indicado es implantar una filosofía de mejora continua que permita a las compañías tener un alto nivel de calidad, eliminar los desperdicios para agilizar los tiempos de entrega de los productos lo cual permitirá aumentar la satisfacción del cliente y reducir los costes.

¿Cuáles son los Principios de Lean Thinking?

  • Como “una capacidad provista a un cliente en el momento adecuado a un precio apropiado, según lo define en cada caso el cliente” (Womack & Jones, 1996.)

El valor radica en identificar lo que es, lo que se aporta para solucionar el problema de un cliente. Es lo que el cliente está dispuesto a pagar activamente. Cualquier actividad o proceso que no aporte valor al producto final se considera desperdicio.

El pensamiento Lean plantea la eliminación de todo tipo de desperdicio para maximizar el valor de entrega al cliente a través de la reducción de costes. Existen principalmente tres fuentes origen de los desperdicios:

Muda: Actividades que no aportan valor al producto. Estas actividades denominadas desperdicios tienen que ser eliminadas. Lean habla de siete tipologías de desperdicios: sobreproducción, tiempo de espera, transportes innecesarios, exceso de procesado, inventario, movimientos innecesarios y defectos.

Muris: Son irregularidades. Cualquier variación no prevista produce irregularidad en el proceso y provoca desequilibrios e inconsistencias.

Muras: Parte del proceso que están sometidas a sobrecargas. Cualquier actividad del proceso que está sometida a un nivel de esfuerzo mayor tanto por parte del personal, material o equipo.

  • Identificar la cadena de valor. Debemos de ser capaces de dibujar un mapa de todas las actividades que realizamos con el objetivo último de identificar cuáles son las que aportan valor y las que no; dentro de estas últimas tendremos las que son necesarias y las que son suprimibles ya que se pueden considerar desperdicios.

Existe una herramienta muy potente llamada VSM (Value Stream Map) o Mapa de Flujo de Valor, que se utiliza para analizar los flujos de materiales e información que se requiere a la hora de poner a disposición del cliente un producto o servicio. Este flujo de valor identifica tal como es el proceso, mostrando cada una de las etapas, las esperas y la información que se requieren para su entrega.

Hay que identificar sobre el mapa los desperdicios (antes mencionados), que se encuentren, aquello que no aporta valor para el cliente.

El objetivo es dibujar el mapa de estado futuro, es decir, el mapa como queda una vez eliminados los desperdicios e implementar un plan de acciones de mejora para poder llegar al mapa de estado futuro.

  • Crear el flujo. Este principio hace referencia al mantenimiento constante del flujo. Es necesario evitar cuellos de botella, interrupciones, eliminar riesgos y minimizar los desperdicios.
  1. Establecer el pull. Es necesario que sea el cliente el que tire del proceso. Debemos evitar producir cuando el cliente no lo necesita; la base de este sistema es que los procesos de trabajo sólo dan inicio si existe una demanda. Esto permite optimizar la capacidad de los recursos y entregar productos / servicios solo si existe una necesidad real.
  2. Mejora Continua. Búsqueda de la perfección a través de las herramientas de mejora que nos garanticen alcanzar cada vez mayor valor con el mínimo de desperdicios. Metodologías como el ciclo PDCA (Plan, Do, Check, Act), también llamado Ciclo de Deming son las más utilizadas para alcanzar este objetivo.

Lean Thinking es una filosofía en la que el personal debe involucrarse en los procesos en búsqueda de su optimización constante como mecanismo para proporcionar ese valor añadido a los clientes y el correspondiente retorno a la empresa.

Esta filosofía puede ser aplicable a cualquier tipo de organización, pública o privada, a cualquier sector, industrial o de servicios, indistintamente del tamaño que tenga.

Desde Ibermatica en la Unidad de Microsoft ayudamos a nuestros clientes con el aporte de prácticas ágiles a la hora de rediseñar y optimizar sus procesos asociado la tecnología a las mejores prácticas y ayudando en su despliegue.

https://www.obsbusiness.school/blog/lean-management-metodologia-origenes-y-principios

https://es.wikipedia.org/wiki/Mapa_del_flujo_de_valor

¿Conectamos?

La tecnología bien aplicada suele facilitar las cosas. Si sospechas que también puede ser de ayuda para ti, concédenos la oportunidad de conocerte y demostrarte hasta qué punto es así.

¿Por qué Ibermática?

Somos uno de los principales implantadores de Microsoft Dynamics a nivel nacional, casi 400 clientes han confiado en nosotros la implantación de Dynamics 365, Business Central (NAV /Navision), y Dynamics 365 Finance & Supply Chain Management (AX/ Axapta), junto el despliegue de sus proyectos sobre AZURE. Además somos una compañía TIC formada por más de 3.500 personas y presencia en 10 países. Ayudamos a definir y aprovechar oportunidades en el nuevo contexto digital con un enfoque global, desde la tecnología a las personas.

Facebooktwitterlinkedin

Lean Thinking: Mas que una metodología, una filosofía que maximiza el valor de entrega al cliente.

Carmen Muñoz Bussines Value, Ibermatica Leave a Comment


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la Política de privacidad de Ibermática, S.A.De acuerdo a lo establecido en la RGPD 2016/679, para ejercer su derecho al borrado de sus datos, por favor envíe un correo a: arco@ibermatica.com