Principales asuntos críticos de negocio a considerar en la gestión de las obras de Construcción.

Con esta entrada finalizamos la serie de artículos dedicados analizar los asuntos críticos de negocio afectan a las empresas constructoras y a sus principales áreas, desde la gestión económica y financiera, hasta el apartado de desarrollo técnico, pasando por los procesos de compra, producción, certificación y gestión documental.

Rope jumping.

10.- En muchas empresas constructoras se espera a la factura del proveedor para conocer el coste incurrido en la obra. En este caso, no podremos lleva un control mensual efectivo de la misma dado el decalaje real de tiempo entre la recepción de la factura y la imputación real de su coste en obra.

La causa de este punto crítico estriba en el soporte restringido de recursos administrativos que limita el control administrativo del registro de los albaranes de compra y la generación de sus costes asociados.

Tenemos conocimiento del coste real demasiado tarde para la toma de decisiones.

La solución a este problema es proporcionar un proceso ágil, rápido y flexible para el registro de los costes desde el momento que son valor añadido en la obra. Probablemente haya que reconvertir desde el punto de vista de las funciones a los administrativos contables, dotándoles de un perfil más de obra y al servicio de los jefes de obra.

Desde un punto de vista práctico se trata de dotar de un sistema para que el procesamiento de los costes de los albaranes de compra se realice sobre la localización de sus pedidos correspondientes. Los citados albaranes una vez registrados y producido su coste en la obra, se conformarán con la llegada de sus facturas correspondientes, validándolas y produciendo su integración contable.

Resolver este punto conlleva la armonización en lo posible del control mensual de los costes y de la producción.

11.- Cuando se recibe una factura de compra, se envía una copia al jefe de obra para que le de el visto bueno y se proceda a su contabilización y pago correspondiente. Este proceso ralentiza el procedimiento de contabilización de facturas y liquidación del IVA.

Dependencia excesiva en el jefe de obra a la hora de supervisar determinados aspectos de control de carácter administrativo.

Sería recomendable establecer controles administrativos a partir de la validación de las condiciones de contratación con los proveedores.

Una buena práctica a este respecto se basa en gestionar con alertas y firmas el proceso de contratación, así como el escaneo de las facturas para su control electrónico a nivel corporativo.

Se consigue una reducción sustancial de tiempos en la preparación de la documentación de control y su validación correspondiente.

Estos puntos corresponden a aquellas situaciones que comúnmente ocurren en el devenir de la gestión y ejecución de las obras. Existen muchos más aspectos dentro de la gestión de las obras, nada desdeñables, que abordaré en próximos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario