ALPHA ZERO Y Microsoft Dynamics 2018.

El futuro ha llegado de golpe.

Hace veinte años muchos dudaban que una máquina fuese capaz de derrotar a los humanos en una partida de ajedrez. La victoria de Deep Blue, el ordenador creado por IBM, en 1997 sobre el campeón del mundo Gary Kasparov supuso un cambio de paradigma.

 

Desde ese momento, la historia del deporte-ciencia cambió para siempre. Sin embargo, hace unas semanas llegó el holocausto absoluto. Un programa de inteligencia artificial destrozó de forma humillante al campeón de los ordenadores ajedrecistas, cambiando para siempre la disciplina y abriendo una nueva era a nivel científico.

 

A diferencia de otros programas, Alpha Zero, la inteligencia artificial creada por Deep Mind, propiedad de Google desde 2014, no está basado en el conocimiento humano. Su comprensión sobre el ajedrez, más allá de las reglas básicas, proviene únicamente de su capacidad de autoaprendizaje. Tras jugar casi cinco millones de partidas durante cuatro horas contra sí mismo, Alpha Zero obtuvo el mismo conocimiento que los humanos en casi 1.400 años.

 

Partiendo desde una hoja en blanco, fue capaz de entrenar la red neuronal en la que se basa para aprender hasta límites insospechados sin ningún tipo de aportación humana. Descartando jugadas y deduciendo nuevas estrategias ha adquirido un conocimiento capaz de humillar a Stockfish 8, el otro protagonista del duelo interestelar que tuvo lugar hace semanas.

 

Para los humanos, las partidas de Ajedrez jugadas por Alpha Zero se parecen a nuestro pensamiento humano sobre el juego ciencia, añadiendo un alto concepto estético de belleza en su partidas,  incomprensible hasta ahora en las máquinas inhumanas.

 

A este respecto, Gary Kasparov comenta: “Me encantará ver lo que podemos aprender sobre el ajedrez de Alpha Zero, que podrá descifrar reglas que los humanos no podemos detectar. Pero obviamente las implicaciones van mucho más allá del ajedrez. La habilidad de una máquina de replicar y superar siglos de conocimiento es una herramienta que puede cambiar el mundo”, aseguró el excampeón del mundo.

En esta dirección, la Inteligencia Artificial se está convirtiendo en un recurso básico a todos los niveles. Dynamics NAV 2018 incluye una serie de servicios cognitivos que permiten aportar Inteligencia Artificial en sus aplicaciones.  La nueva versión cuenta con la posibilidad de aplicar sistemas de inteligencia artificial que facilitan el proceso de dar de alta nuevos productos, por ejemplo. Con sólo subir una imagen del item, el programa busca características que puedan encajar en la descripción, porponiendo nuevos campos de caracterísitcas, atributos, etc. que se pueden dan de alta y así ayudar a filtrar cuando sea necesario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario